BANCOS DE ALIMENTOS

Es un hecho la presencia del hambre en el mundo, las cifras son escalofriantes, lo hay en el llamado tercer mundo pero también en el nuestro, muchos movimientos intentan luchar contra ello pero la realidad es que se muestran insuficientes. Paradójicamente en nuestra sociedad se tiran alimentos, existen excedentes que no se aprovechan. La sociedad de consumo de los países desarrollados ha resuelto la producción de riqueza, pero no así la repartición desde el punto de vista social y humano, se dilapidan alimentos, se dispone de excedentes que producen incluso problemas para su destrucción. En el aprovechamiento de los excedentes se apoya la idea para la creación de Los Bancos de Alimentos, que despiertan la solidaridad entre las personas de bien, recoge alimentos que se van a desaprovechar, los distribuye entre necesitados, con ello evita además el despilfarro, difunde valores humanos y trata de resolver en lo posible la desnutrición y la pobreza.

El primer Banco de Alimentos (BA) se fundó en Fénix (Arizona, EEUU) en el año 1967. En estos momentos hay en el continente americano alrededor de 550 BA. En 1984 se crea en París el primer BA de Europa y en 1989 se funda en Barcelona el primero de España, el nuestro se creó el año 1995. En el año 1996 se formó la Federación Española de Bancos de Alimentos conocida como FESBAL, que coordina y orienta todos los bancos. Actualmente hay 43 bancos de alimentos en el territorio nacional.

Resumiendo, un BA es una institución, sin ánimo de lucro, que recoge alimentos que se van a tirar o no se van a aprovechar y los entrega, a través de centros asistenciales, a personas de su propio entorno que los necesitan. Para mejorar las características nutricionales de este conjunto de alimentos también busca y pide otros gratuitos como complemento de los excedentes que se despilfarran. Con los alimentos distribuidos se respeta siempre y con escrupulosidad las normas sanitarias, transmitiendo este compromiso a las instituciones receptoras.

Anuncios